PLANES DE PENSIONES

Ahorro para el Retiro

En 1997 fue modificada la LEY del IMSS (SEGURIDAD SOCIAL) que establece que sus afiliados tendrán que contar con un cuenta de ahorro para el retiro y serán administrados por las AFORES.

La Ley obliga que de tu salario mensual se retenga un 6.5 % y se deposite a tu cuenta personal de tu AFORE seleccionada, acumulándose durante tu vida laboral y solo podrás retirarlos al cumplir 65 años de edad.

Lo anterior significa que, llegada la edad de jubilación, los mexicanos perderán su nivel actual de calidad de vida. La capacidad de gasto de cada uno de ellos disminuirá considerablemente, más aún si se toma en cuenta que en esta etapa de la vida es cuando se tienen los mayores gastos en medicamentos y atención médica.

Para revertir esta tendencia, es necesario llevar a cabo aportaciones voluntarias a nuestro fondo de ahorro para el retiro. Y, quizá, quienes con mayor apremio deben hacerlo son aquellas generaciones que están más próximas a jubilarse bajo el esquema de la Ley del Seguro Social de 1997, la cual dejó en manos de las Afore las pensiones de los empleados del sector privado.
En México, las aportaciones obligatorias que los empleados realizan a sus cuentas de retiro, de la mano de sus empresas y del gobierno, suman 6.5% del sueldo que reciben, mientras que, en países como Chile, cada trabajador cotiza por sí mismo una cantidad de hasta 10% de su sueldo, lo que, a final de cuentas, se traduce en una jubilación más alta.

En México no estamos acostumbrados al ahorro personal y siempre le damos prioridad a la adquisición de otros bienes materiales, tales como la compra de un auto, de una casa, de un celular, o la mejor vestimenta del momento; consideramos que eso puede esperar, que estamos muy jóvenes para pensar en el futuro y el ahorro se viene postergando.

Tal es el caso de que los jóvenes que iniciaron su vida laboral después de 1997, hoy ya tienen más de 40 años de edad y 20 años de ahorro, si siguen con estas aportaciones sólo alcanzarán entre un 20 ó 30 % de su último salario al cumplir 65 años de edad; si tu sueldo mensual es de $20,000, tendrás una pensión de $6,000 en el mejor de los casos.

Por eso, BERNAL Y ASOCIADOS, te ofrece su equipo de profesionales para asesorarte y presentarte el mejor programa de retiro, que te permita prepararte para el futuro, contar con recursos para el presente en emergencias y aprovechar los beneficios fiscales que establece la Ley del ISR, que te permite deducir hasta un 10 % de tu salario o 4 UMAS, lo que mejor te convenga. 

CONTAMOS CON LAS ASEGURADORAS DE MAYOR PRESTIGIO EN EL MERCADO, PARA POTENCIALIZAR TU AHORRO PARA EL RETIRO CON TODOS LOS BENEFICIOS PARA UNA PENSIÓN ADECUADA A TU NIVEL SOCIOECONÓMICO.

A %d blogueros les gusta esto: